sábado, 28 de marzo de 2015 | | By: Cristina

Utiliza tus vacaciones de forma inteligente

- Mi primer consejo es el deporte, corre, anda, juega al padel, monta en bici…en definitiva…. MUÉVETE. No necesitas más de una o dos horas al día para activarte. Despejarás tu mente.
Entrenar con regularidad, practicar algún deporte o hacer actividad física nos ayuda a mantener la salud y prevenir las enfermedades, pero tiene también otras ventajas que van desde el control de peso, hasta mejoras en la autoestima pasando por la flexibilidad, la fuerza y el descanso.

Revisa esta pequeña lista de beneficios que te proporciona el deporte y conseguirás motivos adicionales para mantenerte entrenando.

- Márcate dos o tres objetivos a conseguir. Pueden ser objetivos laborales, conseguir un ascenso o aumentar las ventas de la empresa; deportivos, correr 10 kms o terminar tu primera media maratón; familiares, pasar más tiempo con tus hijos, hermanos, amigos, planificar las próximas vacaciones… etc.

La planificación anticipada de metas, incrementa la constancia, concretan la atención y fomentan el compromiso. Conseguir un objetivo, sea de la índole que sea, ayuda al crecimiento personal, a la motivación, al progreso personal y a elevar la autoestima. 

- Visualiza lo que implica para ti conseguir dichos objetivos, obsérvate llegando al final de esa carrera, lo fabuloso que estás al haber perdido 10 o 15 kg, lo que podrás hacer con el dinero por tu ascenso…. ¡¡¡Imagínalo!!! La imagen mental que estés creando tiene que ser lo más clara posible, como cuando un niño pide determinado juguete y no te acepta las diferentes alternativas que le das (para hacerlo cambiar de idea) porque él tiene muy bien definido que es lo que quiere. La mente tiene poderes ilimitados, si le das las herramientas necesarias para lograr tu propósito, ella trabajará sin obstáculos. Nuestra falta de visión e indecisión suele ser una buena fuente de limitantes.

- Escribe, no importa el soporte (papel, smartphone, tablet, la palma de la mano…), que cambios debes hacer en tu vida diaria para conseguir estas metas. No olvides que deberían ser metas a corto-medio plazo, metas reales y factibles…… Acabas de formalizar “un contrato” contigo mismo.
Ponerse metas es estar vivo, es la vida, todo es llegar, empezar, acabar, caer y levantarse. No caigas en tu sofá, no limites tu tiempo a ver la tele o estar en el bar…. un día es largo si lo aprovechas.

- Autodeterminación. Ni yo, ni nadie va a ir a tu casa a levantarte por la mañana para ir a correr. Tú y sólo tú puedes provocar esto. Empieza hoy mismo, nada de excusas, nada de “el lunes empiezo”, ”el mes que viene ya verás que sí”… cuanto antes empieces, antes conseguirás tu meta.

Haz que estas no sean unas vacaciones más, hazlas tuyas. Busca un amigo o alguien cercano que te acompañe en los paseos, comenta tus ideas para contrastar opiniones… ilusiónate, es el secreto.

Seneca dijo: “no hay viento favorable para el que no sabe dónde ir…”; pon hoy mismo rumbo a tu vida.

Una vez más, desde aquí sólo queremos animarte a conseguir tu meta.

Fuente:
Consigue tu meta.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada