jueves, 10 de mayo de 2012 | | By: Cristina

El dolor de espalda en los escolares


La columna vertebral tiene un total de 33 vértebras: 7 cervicales, 12 torácicas, 5 lumbares, 5 sacras y 4 coccígeas (estás ultimas fusionadas), el dolor de espalda en los niños puede localizarse a nivel cervical, torácico o lumbar, en ocasiones llega hasta los hombros y en otras (rara ocasión) hasta las extremidades. Su frecuencia aumenta con la edad, la tienen un 10% de los niños con 10 años de edad y su frecuencia aumenta hasta el 70% al final del crecimiento. Hay numerosas causas pero nos centraremos en el dato de que los niños muchas veces tienen una mala colocación de la mochila o llevan a cuestas un peso de más del 10% de su peso corporal. Estudios transversales con gran número de alumnos han llegado a la conclusión de que los alumnos que transportan en su mochila una carga mayor del 10% de su peso corporal tienen entre un 1,6 y un 3,4 más dolor de espalda que el resto.

Ejemplo: Un alumno de unos 40 kilogramos no debería transportar mochilas de más de 4 kilos (10%).
Un estudio realizado por la unidad de traumatología de Barcelona ha demostrado que el peso medio de la mochila de escolares entre 12 y 14 años es de 8 kilogramos, claramente excesivo para este grupo.

Hay que destacar que el dolor de espalda en edad infantil va a tener una gran influencia en el dolor de espalda de adulto, y por ello se le debe prestar gran atención en el campo de la medicina y en el de la actividad física con el cual podemos realizar actividades beneficiosas para nuestra columna vertebral y sobre todo de la musculatura del tronco, ya que esta será muy importante ya que la debilidad en la musculatura del tronco en nuestros escolares es evidente por estar en época de crecimiento y sin estar desarrollados totalmente.
Los dolores de espalda, además de una enfermedad, se han convertido en un auténtico problema social, “la principal función de la columna es el sostén, pero con un elevado grado de flexibilidad para ajustarse al movimiento” Ferrando, I. Haga lo que haga a lo largo del día tu espalda sustenta todas y cada unas de las posturas que adoptas, por eso, los problemas en esa zona del cuerpo son tan comunes.

“Una espalda en buenas condiciones es atributo de salud”

Para evitar los problemas de espalda debemos prestar especial atención a:

-Cargar cosas pesadas.
-Sentarse en mala posición.
-Permanecer excesivo tiempo de pie.
-Dormir boca abajo.
-El estrés.
-La debilidad muscular.

Los problemas de espalda en edad adulta son muy numerosos y esta dolencia es la causa de baja laboral nº 1, y se calcula que en España 20 millones de € se destinan a intentar paliar esta dolencia. Debido al alto coste sanitario, la mejor solución es prevenir, por ello se ha creado lo que se denominan Escuelas de la Espalda. El objetivo de estos centros es ofrecer información sobre nuestra anatomía, asociándola a un programa de ejercicios.

El siguiente gráfico muestra las formas de prevenir las dolencias de espalda, de las 4 nos vamos a centrar específicamente en la de hacer ejercicios físicos ya que desde el ámbito del deporte podemos conseguir evitar las dolencias de espalda, no solo en personas adultas sino si se hace actividad física con regularidad desde niño podemos lograr una espalda en perfectas condiciones y llegar a la edad adulta sin dolencias.



Lo que debemos marcarnos como objetivo a conseguir en nuestros niños es que trabajen la musculatura de la espalda y la musculatura abdominal. Una deficiencia muscular en los músculos que se encargan de mantener las curvas naturales de la espalda es lo que provoca los dolores. Un niño con una correcta musculatura no sufrirá desviaciones en su columna por llevar los libros o por estar sentado de forma incorrecta.

Los niños deben tener una actividad menor que los adultos ya que tendrán un gasto energético mayor, con lo cual las actividades de fortalecimiento pueden estar ligadas a un deporte concreto, a preferencia del niño, cualquier deporte debe trabajar la musculatura de la espalda y de la zona abdominal, ya que tienen gran importancia para la coordinación y el equilibrio del cuerpo. La natación se recomienda como deporte a practicar ya que no tiene una compresión de las vértebras de la columna vertebral, pero como todo deporte tiene su riesgo y este deporte no exime de tener problemas de espalda, ya que puede pronunciar una hiperlordosis de la zona lumbar.

En los adultos podemos trabajar diferentes elementos en un gimnasio, esto en los niños también se podría hacer pero con mucha precaución y con poco peso, pero es mejor realizar ejercicios de fortalecimiento sin utilizar poleas, es decir, usando pesos libres o en acciones deportivas específicas.

A continuación nombramos los ejercicios que debemos realizar en el gimnasio para trabajar nuestra musculatura de la espalda:

-Sentadillas: Hay que tener mucha precaución con este ejercicio ya que si se realiza mal puede agravar el problema de espalda. (consultar con tu entrenador).
-Extensiones o hiperextensiones: Ejercicios eficaces para desarrollar la musculatura lumbar, nunca sobrepasar los 180 grados ya que sobrecarga la musculatura dorso-lumbar y puede tener problemas de espalda.
-Ejercicio de remo con apoyos: Al igual que el anterior mejora la musculatura dorsal
-Ejercicio de polea tras nuca: Eficaz para la musculatura de la zona lumbar y dorsal, tener precaución con la posición de la espalda.
-Finalmente nombrar que los ejercicios de abdominales son muy beneficiosos para nuestra espalda ya que este músculo ayuda a conseguir una buena posición de la espalda cuando realizamos alguna acción.

Fuente:

-“Apuntes Anatomía Humana” L.CC.A.F.D Universidad de Vigo
-“Netter anatomía clínica” John T. Hansen y David R.Lambert
-“Apuntes Teoría del entrenamiento” L.CC.A.F.D. Universidad de Vigo.
-H. Tarrio.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada